Silvio Escobar asumió como secretario de Gobierno municipal

4 minuto leer
4

El intendente de la ciudad de Río Gallegos, Pablo Grasso, puso en funciones a Silvio Escobar como nuevo de Gobierno, cargo que se encontraba vacante.

La ceremonia se realizó en el Teatro Municipal “Héctor Marinero” y contó con la presencia de todos los secretarios, concejales, y demás integrantes del gabinete comunal.

En la oportunidad, el intendente destacó el trabajo que venía haciendo con anterioridad Silvio Escobar pero además hizo hincapié en que es un conocedor de lo que pasa en la ciudad por su activo rol que como militante siempre ha tenido en los diferentes barrios de la ciudad.

Grasso planteó la necesidad de seguir trabajando para mejorar la calidad de vida de los vecinos, “algo que cada uno de los secretarios y secretarias hace desde su rol todo el tiempo”, pero que a diario es necesario mantener y reforzar.

A su tiempo, y en declaraciones a la prensa, Escobar dijo: “Es muy especial todo esto y es una sensación muy linda porque uno ve que se empiezan a concretar los sueños, que es empezar a ocupar lugares de responsabilidad y, de esta manera, demostrar para lo que nos hemos preparado durante todos estos años”.

Para Escobar, la diferencia del cargo que ocupaba (director de Coordinación de Proyectos) con la de Secretario, que acaba de asumir, “es muy grande” porque “yo estaba en un despacho pensando y escribiendo proyectos, y hoy paso a ser un poco la cara política de la Municipalidad, el hombre que va a salir a responder por el intendente de Río Gallegos, que tiene que responder a todos los problemas y atender mucho más de lo que ya están atendiendo los compañeros que se encuentran en funciones y todo el tiempo en contacto con los problemas de nuestros vecinos”.

El flamante secretario sostuvo que “conocemos los problemas de la ciudad, porque la recorremos mucho, como también conocemos la realidad de la provincia. Y sabemos que en estos dos años y medio de gestión se ha avanzado más de lo que se avanzó en años anteriores, en esos tiempos en los que nos dejaron una ciudad totalmente destruida y que encima después nos encontró una pandemia. Entonces, costó mucho trabajo poder empezar a acomodar todo esto, pero gracias a Dios lo pudimos hacer y lo vamos a hacer cada día”, concluyó.