Presupuesto: Un debate lleno de cruces y tensión creciente con el correr de las horas

12 minuto leer
12

La de este jueves y viernes fue una de las sesiones más tensas de los últimos tiempos, muy dura para el oficialismo, y la primera con la nueva conformación de la Cámara baja. A lo largo de más de 21 horas, oficialismo y oposición debatieron sobre el proyecto de Presupuesto 2022, que finalmente resultó rechazado.

En el arranque del debate, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller, defendió la meta inflacionaria del 33% para el año próximo que se prevé en la iniciativa -uno de los datos que más críticas recibió desde la oposición- y consideró que “no es ningún objetivo inalcanzable”.

Desde la otra vereda, los autores de uno de los dictámenes de minoría, los diputados de UCR Evolución Martín Tetaz y Alejandro Cacace cuestionaron que no se aclaraba de dónde iban a salir los recursos para los gastos que se aumentaron con las modificaciones, además de ser un Presupuesto “profundamente deficitario”.

Por el bloque Pro, el santafesino Luciano Laspina alertó que el Gobierno “oculta un ajuste fiscal que no nos está revelando”, al tiempo que calificó al proyecto de “invotable” e “infinanciable”.

En tanto, el jefe del interbloque Provincias Unidas, Luis Di Giacomo, argumentó su acompañamiento al oficialismo: “Tenemos que dar un apoyo de tipo institucional, porque somos Gobierno y en general los gobiernos provinciales, el de la Ciudad de Buenos Aires, el nacional, pretenden tener un Presupuesto”.

Desde la Coalición Cívica, el presidente de esa bancada, Juan Manuel López, admitió que su espacio pensaba originalmente en la abstención y que la estrategia consistía en “votar algunos artículos en particular en contra y obligar al oficialismo a negociar, y llevarnos algo más que un título de esta votación”.

En voz del oficialismo, el entrerriano Marcelo Casaretto enfatizó que el Presupuesto es “una herramienta fundamental para el Gobierno”, y destacó que la iniciativa oficial “plantea crecimiento en empleo, en inclusión social y mejora la calidad de vida de trabajadores y jubilados”.

Durante el debate se produjeron los debuts de los dos economistas liberales José Luis Espert y Javier Milei. El primero atribuyó las crisis recurrentes al déficit fiscal y afirmó que “Alberto Fernández está endeudando al país a una velocidad nunca vista desde la vuelta de la democracia: 20 mil millones de dólares crece la deuda pública con este Gobierno. Y ese mismo Gobierno ha presentado un Presupuesto irresponsable que no va a déficit cero ya, para evitar que continúe el déficit y el endeudamiento”.

Milei, por su parte, aclaró que “los libertarios nunca vamos a apoyar un Presupuesto que tenga déficit fiscal, porque hay que financiarlo y es inmoral”.

Otra voz desde el Frente de Todos fue la de Leandro Santoro, quien expresó que el Presupuesto “es heterodoxo y responsable, que busca al mismo tiempo equilibrar la economía y sostener y cuidar el proceso de recuperación”, y pidió “a los partidos de la oposición que dicen ser leales y responsables con la democracia que no voten en contra de esta recuperación y de la Argentina”.

En su debut, la diputada María Eugenia Vidal opinó que este Presupuesto “esconde ajustes”. Además, calificó al texto como “inconsistente”, y le advirtió al oficialismo que “no hay tiempo para parches e improvisación”.

De madrugada se endurecían algunos discursos. En su primera intervención ante el cuerpo, el oficialista Eduardo Toniolli alertó sobre “los cantos de sirena de quienes como única respuesta a la crisis que generaron promueven el ajuste. Acá hay algunos que sueñan con una Argentina para 15 millones de argentinos, y todos sabemos cómo se sostiene eso: aumentando el presupuesto en cachiporras. Por eso no me extraña el maridaje que vemos consumado en este cuerpo entre algunos defensores del liberalismo más extremo y los nostálgicos del terrorismo de Estado”.

Poco antes y pasadas las 5, el oficialista Juan Carlos Alderete habló de “lógica destituyente” de la oposición y dijo que trabajaban para voltear el Presupuesto. “Dejaron un país arruinado”, reprochó y agregó: “No vamos a ser funcionales con los que trajeron al Fondo”.

Desde el otro lado del recinto, el flamante diputado santafesino de Juntos por el Cambio Gabriel Chumpitaz resaltó que “estamos ante la cuarta generación que no trabaja, que vive de un plan. Si seguimos en esta travesía de simulación soviética, no solo vamos al desastre, sino a la decadencia absoluta”.

Desafiante, el cordobés Pablo Carro cargó duramente contra la oposición y, particularmente, contra el dictamen presentado por Juntos por el Cambio. “¿Dónde están en ese dictamen del Presupuesto que presentaron los 19 mil millones de dólares que hay que pagar en el 2022? Por qué es una deuda que tomó su gobierno y en su dictamen no lo piensan pagar. ¿Por qué? ¿Por qué no nos dicen de dónde sacan la guita para pagar los 19 mil millones? Y nos acusan a nosotros de hacer un Presupuesto de ajuste”, disparó el legislador del Frente de Todos.

Mientras que otro debutante, el “dipusindical” Sergio Palazzo cargó contra la oposición: “La verdad es clara y contundente. Nunca tuvieron la voluntad política de acompañar este Presupuesto. La voluntad política que han venido a expresar es que el Gobierno nacional se quede sin Presupuesto y que se quede sin la posibilidad de arribar a un acuerdo en mejores términos con el FMI”.

Titular del bloque Encuentro Federal, dentro de JxC, la diputada Margarita Stolbizer manifestó “su asombro sobre la forma en que el oficialismo ha rifado y puesto en riesgo el Presupuesto de su propio Gobierno”. “La responsabilidad de garantizar el Presupuesto de un gobierno es de la bancada oficialista. Pero cuando hay un Gobierno normal, la bancada oficialista viene con un Presupuesto normal, recoge opiniones, recoge y modifica”, añadió.

Cuando comenzaban los cierres, por el Frente de Izquierda Myriam Bregman cuestionó que “si llegamos hasta acá es porque el Gobierno eligió el camino del Fondo Monetario”. Sobre el Presupuesto, denunció que “tiene grandes beneficios para la minería” y mencionó el conflicto en Chubut. En ese sentido, dijo que el proyecto impulsa la “la política de extractivismo” para “conseguir los dólares para pagar la deuda”.

Luego se sucedieron un par de intervenciones más antes de pasar a un cuarto intermedio, que se extendió por una hora, y tras el cual fracasó votar la vuelta a comisión del proyecto, y el Presupuesto 2022 fue rechazado.

Parlamentario.com