Municipio impulsa proyecto para multar a quienes dañen el patrimonio público

6 minuto leer
2

Ante los reiterados hechos de vandalismo que se registraron en los últimos tiempos, la Municipalidad de Río Gallegos, a través de la Secretaría de Legal y Técnica, remitirá en las próximas horas al Concejo Deliberante un proyecto para incorporar al Código de Faltas la posibilidad de multar a quienes dañen o menoscaben el bien público. Las multas podrían superar los $100 mil aunque también existe la posibilidad de realizar trabajo comunitario para sustituir el pago.

Este proyecto, que será ingresado al Legislativo local para su análisis por concejales, establece multas para todas aquellas personas que dañaran, alteraran o menoscabaran monumentos, plazas, bancos, asientos, juegos infantiles, parques, calles, alumbrado público, caminos o paseos públicos o edificios municipales. En definitiva, se contempla todo el patrimonio y espacios públicos, que son propiedad de toda la ciudadanía.

Las multas serán expresadas en módulos y, de acuerdo a la gravedad del hecho, podrían superar los 100 mil pesos. Ello aparte del pago de los costos de la reparación del daño. De todas formas, también se establece un sistema de pago con tareas comunitarias, algo que ya existe y que será definido en cada caso por el Juez Municipal de Faltas.

Gonzalo Chute, Secretario de Legal y Técnica del Municipio, destacó la necesidad de contar con una herramienta legal que penalice el ataque al patrimonio público, teniendo en cuenta además que se vienen registrando hechos vandálicos en forma reiterada en los últimos tiempos. Afirmó que “este proyecto que elevamos al Concejo se complementa con la próxima puesta en funcionamiento del Centro de Monitoreo. Consideramos que ambos van a ser un factor disuasivo para reducir o eliminar los hechos vandálicos”.

Chute aclaró que se debe diferenciar vandalismo con arte callejero: “como Municipio fomentamos las expresiones artísticas y el arte callejero, pero siempre que se desarrolle en un marco de respeto a la comunidad”, dijo en referencia a las cientos de iniciativas de expresiones artísticas que se desarrollan con el acompañamiento de la Comuna. Por otra parte está el vandalismo, que consiste en romper o dañar la propiedad pública, sin respetar a los demás.

El funcionario dijo que “afectar y dañar el patrimonio municipal no sólo va contra el esfuerzo que hace la gestión para tener la ciudad que todos queremos, si no que en realidad perjudica más al vecino que disfruta de los espacios públicos y que paga sus impuestos sabiendo que ese dinero está destinado a obras y trabajos para tener una Rio Gallegos más linda”.

“Las acciones vandálicas no pueden ser toleradas”, afirmó Chute, resaltando que “debemos recurrir a todas las herramientas que tenemos a nuestro alcance para proteger los bienes que son de todos los vecinos de Río Gallegos”. Por ello, en cada hecho vandálico que se registra se procede a realizar la denuncia y a solicitar el resarcimiento del daño, tal como fue el caso reciente del vandalismo a las estatuas de Néstor Kirchner y “Freddy” Martínez ubicadas en el palacio municipal.

“En ese caso rápidamente el Secretario de Gobierno Silvio Escobar puso a disposición de la Justicia el material fílmico y se presentó como querellante, porque es nuestro deber cuidar lo que es de todos y vamos a ir hasta las últimas consecuencias para lograrlo”, dijo Chute.