El bloque Unidos amenaza con llamar por la fuerza pública a los concejales del PJ para que den quórum

4 minuto leer
13

Los concejales de la oposición acusan al presidente del Concejo de suspender sin argumentos la sesión prevista para este jueves y que la Ley 55 los habilita a “compeler” por la fuerza pública a los concejales que no justifiquen su inasistencia.

Los concejales del Bloque UCR – UNIDOS, Profesor Leonardo Roquel (presidente), Daniela D’Amico y Profesor Pedro Muñoz (C.C.A.) dieron a conocer detalles de la nota elevada el concejal Leonardo Fuhr (Frente de Todos), quien se encuentra a cargo de la presidencia del Concejo Deliberante de Río Gallegos y determinó el lunes suspender la séptima Sesión Ordinaria del período 2020 prevista para este jueves 3 de setiembre.

Los ediles explicaron en la misiva que “resultan incomprensibles y carentes de argumentos sus apreciaciones, fundamentalmente a la hora de plantear el hecho de querer cuidar y preservar la salud e integridad del personal del Concejo, ya que en la actualidad se encuentra cumpliendo tareas en el edificio el mínimo de trabajadores, respetando todos los protocolos y provistos de los elementos de seguridad e higiene necesarios; ahora bien – subrayan – funcionar diariamente no es problema, pero sesionar un par de horas sí. Esto es incomprensible y sobre todo, en esta etapa tan difícil que está viviendo nuestra ciudad, debemos estar a la altura de las circunstancias, como Estado presente, dispuestos a dar todas las herramientas para acompañar a quienes más lo necesitan, paradójicamente muchos de ellos quienes quieren trabajar y no pueden o no los dejan, principalmente en la actividad privada de la localidad”.

Los concejales del Bloque UCR – UNIDOS, solicitaron al Edil Fuhr, a cargo de la Presidencia del Cuerpo Deliberativo que “por favor reflexione, recapacite y permítanos sesionar este próximo jueves 3, tomando obviamente todas las medidas preventivas que correspondan y cumpliendo como corresponde la Ley Provincial 55 “Ley Orgánica de las municipalidades”.

Pero además le recordaron a Fuhr que la Ley 55 determina el número de cuatro concejales como mínimo para poder reunirse en sesión ordinaria y “evitando que se tenga que aplicar por nuestra parte lo que establece el artículo 51 de la citada Ley, el cual establece textualmente: “La minoría podrá compeler, incluso por la fuerza pública, a los concejales que por inasistencia injustificada impidan las sesiones del Concejo. Se entenderá por minoría tres concejales en la Capital y dos en los demás municipios”, caso contrario los concejales y previo al inicio de la sesión deberán justificar fehacientemente sus inasistencias”.