A diferencia de lo que pasa en Diputados, en el Senado hay consenso para la presencialidad

8 minuto leer
1

Senadores del oficialismo y de la oposición avanzarán esta semana en las conversaciones para retomar las sesiones presenciales suspendidas por la pandemia de coronavirus, con un esquema en el que buscarán mantener el sistema mixto de virtualidad y presencialidad en el trabajo de las comisiones, de la misma manera que ocurrirá en la Cámara de Diputados.

El jefe del bloque del Frente de Todos, José Mayans, convocó para esta semana a una reunión en su despacho del Palacio Legislativo a su par de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, y al jefe del bloque de PRO, Humberto Schiavoni, para resolver el método de regreso a las sesiones con todos los senadores sentados en sus bancas.

Actualmente, rige en la Cámara de Senadores un decreto firmado el 31 de agosto por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que establece una nueva prórroga del sistema remoto por 60 días y que aún debe ser refrendado por el pleno de la Cámara.

Mayans declaró que «hay acuerdo» para realizar una sesión presencial en el corto plazo y adelantó que se analiza «continuar con el funcionamiento mixto» en el trabajo de las comisiones «hasta que se puedan ajustar todos los detalles».

Desde la oposición, Schiavoni dijo a Télam que «están dadas las condiciones para volver a la presencialidad plena» y aseveró que JxC no está de acuerdo «con seguir haciendo sesiones remotas» ya que «si la gente ya vuelve a las canchas y los trabajadores a sus lugares de trabajo», los senadores no pueden «ser unos privilegiados y seguir sesionando de manera remota».

En una nota enviada a mediados de agosto a la presidencia del Senado, el interbloque de JxC planteó la necesidad de retomar las sesiones presenciales de manera completa.

Actualmente, de acuerdo a las últimas resoluciones aprobadas por el cuerpo, rige un cupo de 20 senadores que deben ir alternándose para seguir el desarrollo de las sesiones desde el recinto de la Cámara alta.

El resto de los legisladores participan de los debates desde sus despachos o desde sus provincias mediante el sistema de videoconferencias, que funciona desde el año pasado, en el marco de las medidas restrictivas tomadas por la pandemia de coronavirus.

Los legisladores de la oposición señalaron que «en el actual contexto en el que se ha retornado a la presencialidad escolar en todo el país, se habilitan espectáculos deportivos con público, están funcionado los vuelos a las distintas provincias y los demás poderes del Estado han regresado a la presencialidad, no hay motivos para «prorrogar el funcionamiento remoto».

En el decreto 9/21 firmado por Fernández de Kirchner se estableció una nueva prórroga del sistema remoto por sesenta días.

La última extensión del período de reuniones parlamentarias por videoconferencia se inició el 24 de junio y también fue por dos meses.

En los fundamentos del decreto, la vicepresidenta mencionó que la prórroga se repitió porque «los diferentes bloques que componen esta Honorable Cámara elevaron sus propuestas e inquietudes respecto de la continuidad de las sesiones» remotas.

Además, remarca que el sistema implementado «ha resultado exitoso a los fines de garantizar el funcionamiento (del Senado) en la presente emergencia».

Siguen las reuniones

Fuentes parlamentarias dijeron a Télam que esta semana continuarán las reuniones entre los jefes de bancadas para acercar posiciones y fijar la fecha de una nueva sesión de la Cámara antes de las elecciones legislativas del 14 de noviembre.

Respecto a una reunión celebrada la semana pasada entre Mayans y Naidenoff, Schiavoni comentó que el senador del oficialismo quedó en consultar a su bloque antes de dar una respuesta, algo que esperan que ocurra en el nuevo encuentro que mantendrán esta semana.

Schiavoni sostuvo que por el momento «no está prevista ninguna sesión ordinaria para la semana próxima» y consideró que «cualquier sesión que se haga que sea con la presencialidad plena».

El Senado tiene pendiente recibir un nuevo informe del jefe de Gabinete, además de tratar la ley de promoción de inversiones de hidrocarburos que comenzó a ser analizada en comisión esta semana con la exposición brindada por el secretario de Energía, Darío Martínez, ante los miembros de las comisiones de Presupuesto y Minería y Energía.